¿Cómo detectar una reacción alérgica a medicamentos con el acrónimo ALERGIA?

Explicar cuándo una reacción exantemática o cutánea puede ser una reacción alérgica fue el objetivo de una Sesión Clínica General impartida por la doctora Belén de la Parte, facultativo del Servicio de Alergología, en el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, para la que utilizó el acrónimo de “A-L-E-R-G-I-A” para explicar qué condiciones deben cumplirse para que se trate de una reacción alérgica en la mayoría de los casos.

En primer lugar, debe comprobarse que sean síntomas con “A”pariencia de “A”lergia, ya sea urticaria, angioedema, prurito cutáneo o prurito palmo-plantar, asma o anafilaxia. Asimismo, estudiar el tiempo de “L”atencia, que suele ser menor de dos horas, es decir, que desde que se ha administrado un medicamento hasta que se produce la reacción no hayan transcurrido más de dos horas.

Debe producirse una “E”xposición previa al fármaco, es decir, que se haya tenido un primer contacto con el fármaco en el que el paciente se hizo alérgico sin presentar ningún síntoma. Posteriormente debe haber una “R”e-exposición, porque se cumple cada vez que se administra el mismo fármaco u otros de estructura química similar, es decir, “R”eaparecen los síntomas de alergia, iguales o más graves cada vez.

Las tres últimas letras de la palabra alergia nos informan sobre el tratamiento más adecuado; “I”nterrumpiremos el tratamiento previo y veremos que van cediendo los síntomas; daremos “A”nti-histamínicos y administraremos “G”lucocorticoides” y si hace falta “A”drenalina, que siempre será intramuscular.

Se trata de una exposición sencilla y simplificada, que en ocasiones puede que nos sirva, teniendo en cuenta que puede presentar excepciones. Son datos orientativos, aunque una exposición previa al fármaco siempre es imprescindible”, ha comentado la alergóloga, que ha explicado a los profesionales sanitarios los modos de proceder cuando un paciente está tomando antibióticos y antitérmicos y presenta un exantema cutáneo. “En ese momento no sabemos si ese exantema es por alergia al fármaco o por el propio cuadro infeccioso y debemos tomar una decisión: si continuamos con el tratamiento porque pensamos que se trata de un cuadro infeccioso o si retiramos los fármacos porque se piensa que es un cuadro alérgico” ha afirmado.

En este sentido la doctora ha indicado que lo que ayuda a decidir es el tipo de clínica que presenta el paciente y si se cumplen los criterios anteriores. “Si la reacción es leve y no cumple los criterios anteriores, se podrá mantener el tratamiento y explicar al paciente que seguramente se trate de un exantema infeccioso, aunque puede ser un cuadro alérgico y debe estar vigilado y tener preparado un antihistamínico por si su proceso se agrava y en tal caso debe acudir a Urgencias”, ha indicado.

Por el contrario, si se considera que la clínica es grave o en la historia del paciente se comprueba que es muy sugerente en cuanto cumplir criterios de una alergia a fármacos, la decisión entonces pasa por ver si retiran los antitérmicos o los betalactámicos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS