Recomiendan hidratar los ojos para hacer frente a las alergias primaverales

Con la llegada de la primavera y el periodo de floración, las personas alérgicas al polen comienzan a sufrir los primeros síntomas, y entre ellos destaca la conjuntivitis alérgica. Según los datos de recogidos por el Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León (COOCYL), el 25 % de la población padece esta patología en esta época del año, y cada vez afecta a más personas, hasta el punto de que se estima que en 20 años, la mitad de la población occidental, tendrá problemas de alergias, y por ello

Entre los síntomas oculares más frecuentes causados por las alergias primaverales, destacan la sensación de tener objetos extraños en los ojos, el enrojecimiento del área blanca del ojo, la inflamación de la conjuntiva, la inflamación en los párpados o un lagrimeo excesivo.

Desde el COOCYL recuerdan que cuando una persona alérgica entra en contacto, sobre todo con el polen, el sistema inmunitario reacciona como si fuera un invasor, creando anticuerpos contra el alérgeno para protegerse de esa supuesta amenaza, lo que provoca la liberación de sustancias químicas que son las que desencadenan los síntomas de la alergia.

Según ha explicado Ana Belén Cisneros, secretaria general del COOCYL, estas molestias son debidas en gran parte a la inflamación de la conjuntiva, “la mucosa que cubre el ojo y el interior de los párpados”, por lo que los ópticos-optometristas recomiendan la limpieza del ojo con lágrimas artificiales que no precisan prescripción médica y se pueden utilizar “a demanda”, ya que, refrescan, lubrican y ayudan a eliminar alérgenos.

Asimismo, es aconsejable prevenir el contacto de los ojos con el aire con el uso de gafas de sol; y para los usuarios de lentes de contacto, Ana Belén Cisneros insiste en que se debe limitar las horas de su uso y combinarlas con las gafas en los días de más concentración de polen. “Si aún así, queremos usarlas, es mejor que sean desechables diarias, de un solo uso, para evitar llevarnos el alérgeno al ojo y mantener la higiene”, ha detallado.

Por otro lado, según cuenta el diario La Tribuna de Salamanca, los fármacos (antihistamínicos orales o colirios) pueden alterar el uso confortable de las lentillas, por lo que es adecuado consultar al óptico-optometrista.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS