Cuando tu mascota te da alergia...

La alergia a las mascotas es una reacción inmunológica de nuestro organismo frente a la caspa de los animales, el pelo, la saliva, la orina o las heces de nuestras mascotas. El contacto con estos alérgenos puede producir reacciones de distintas intensidad al entrar en contacto con ellos, tales como dermatitis atópica o consecuencias en ojos y vías respiratorias en forma de rinoconjuntivitis alérgica, dando lugar a síntomas asmáticos.

Tras sopesar las dificultades, si el cariño por una mascota es más fuerte que los síntomas de la alergia que produce, es necesario comenzar un proceso que ayude a minimizar la contaminación causada estos alérgenos en el hogar. Para ello, la revista Telva oferce un serie de consejos que ayudarán a mantener a raya la alergia a los animales:

- Mantén la máxima limpieza posible en tu hogar. Los epitelios (los responsables de la alergia), se fijan con mucha facilidad y rapidez a las telas, así que cualquier tejido que haya tenido contacto con el animal se convierte en un foco de alergia.

- Utiliza con frecuencia la aspiradora e intenta no dejar mantas, trapos o telas a su alcance. También se recomienda lavar cada semana la cama del animal o los lugares donde está habitualmente.

- Consigue un aliado (no alérgico). Cuando llega el momento de lavar a tu mascota, peinarla, limpiar su cama o caja de arena, pide ayuda a alguien que no tenga alergia a los animales. Reducirás la exposición a los alérgenos. En el caso de hacerlo tú misma, utiliza siempre una mascarilla.

- Evita las alfombras y moquetas, son elementos que tienden a almacenar alérgenos, por lo que se recomienda cambiarlas por alfombras de bambú sin pelo, fácilmente aspirables.

- Evita que tu mascota entre en tu habitación Esta zona de la casa debe estar siempre libre de alérgenos. Si de 24 horas que tiene el día, puedes pasar al menos 8/9 horas libres de alergia, supondrá una gran mejora y ayuda para tus síntomas.

- Hazte con un purificador de aire doméstico. Atrapa los alérgenos presentes en el aire y reduce la cantidad de alérgenos que puede causarte alergia.

- Utiliza un pulverizador nasal antialergias. Existen medicamentos en el mercado en este formato, y sin necesidad de receta médica, que actúan directamente en el foco del problema y proporcionan 24 horas de alivio de los síntomas nasales, como la congestión o el goteo nasal, pero también los oculares, como el lagrimeo. Se trata de corticoides que tienen una acción muy localizada, por lo que no tienen efectos secundarios en el resto del cuerpo, y que consiguen bloquear las 6 sustancias inflamatorias principales, y no sólo la histamina, como ocurre con las pastillas de la alergia. Además, no producen somnolencia, una de las contraindicaciones que más preocupan a los alérgicos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS