Si no se tratan las alergias alimentarias, habrá riesgo de padecer anafilaxia o cáncer

Las alergias son una causa común de consultas en los niños y sus manifestaciones son variadas dependiendo de distintos factores como la edad, la intensidad de la reacción alérgica o del alérgeno que produzca la reacción; por eso, la académica Sara Cisterna, de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Católica del Maule, ha advertido que el mayor riesgo que tienen las alergias es que puede llegar a producir un shock anafiláctico, aunque afortunadamente es infrecuente. De la misma manera, también puede existir el riesgo de cáncer.

De ahí la importancia de la detección temprana y la realización de un buen tratamiento de la alergias alimentarias, sobre todo en menores. “Puesto que la alergia alimentaria es un quiebre en la tolerancia oral normal del organismo ante la presencia de alérgenos de la dieta; lo cual está mediado por mecanismos inmunológicos (IgE o células inmunes). El no tratamiento adecuado, conllevará a una exposición frecuente del sistema inmune al alérgeno lo que desencadenará constantes respuestas inflamatorias que dañarán las vellosidades y el epitelio intestinal, provocando malabsorción, anemia, desnutrición y por consiguiente a largo plazo cáncer, que lo más común sería en el aparato digestivo”, ha explicado la nutricionista.

Por este motivo, la docente recomienda a los pacientes con alergia alimentaria llevar un correcto tratamiento. “Es fundamental que un paciente siga la dieta de exclusión al 100 %, la cual obviamente debe ser indicada por un profesional experto en el tema. Además el no cumplimiento de la dieta de exclusión (tratamiento base de una alergia), puede generar un cuadro tan grave como el cáncer que puede llevar a la muerte del paciente, me refiero a la “Anafilaxia”, afección respiratoria grave que compromete la vida y que generalmente se asocia a pacientes con alergia al pescado, mariscos y frutos secos”, ha advertido.

Cisterna ha añadido que si se lleva una correcta alimentación, las alergias pueden ser reversibles. “Las alergias alimentarias se remiten en la mayoría de los casos en la niñez. No es una patología crónica y su remisión se asocia principalmente al mecanismo inmunológico involucrado. En general, la alergia alimentaria a la leche de vaca, huevo, trigo y soya se resuelven en la infancia, siendo mediadas en la mayoría de los casos por células inmunes. Mientras que la alergia alimentaria al maní, nueces, frutas, vegetales, pescados y mariscos son persistentes hasta la adultez y es casi imposible generar tolerancia, es decir, tienden a ser de por vida, puesto que son mediadas por IgE; sin embargo, éstas son las menos frecuentes”, ha puntualizado.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS