infoalergico.com - Le diagnosticaron una alergia por sus mocos, y resultó ser un fluido que venía del cráneo

Le diagnosticaron una alergia por sus mocos, y resultó ser un fluido que venía del cráneo

Durante años, Kendra Jackson estuvo diagnosticada con un tipo de alergia que motivaba que su nariz no parara de estar congestionada con mocos y estornudos; sin embargo, el asunto resultó ser finalmente mucho peor... y es que duurante todo este tiempo, lo que tenía era una “fuga” de líquido cefalorraquídeo que salía de su cráneo.

Jackson, de 52 años, venía arrastrando una fuerte secreción nasal durante los últimos años. Cuando todo comenzó, la mujer asumió que estaba cayendo enferma con algún tipo de alergia; sin embargo, los síntomas no desaparecían y comenzó a empeorar. La mujer ha explicado que siguió acudiendo a los médicos, que le prescribieron todo tipo de medicamentos. Pero aunque su nariz seguía funcionando, tenía muchos mocos. O eso creía.

La mujer describía su mal como “una cascada continua que luego corría hasta la parte posterior de mi garganta”. Pero no sólo eso, mientras tanto, también sufría dolores de cabeza y estaba teniendo dificultades para dormir.

Finalmente y tras dos años, ha obtenido la respuesta a su dolencia tras acudir a especialistas dentro del sistema hospitalario de Medicina de Nebraska. Allí fue diagnosticada con una fuga de líquido cefalorraquídeo (LCR), una condición en la que el líquido acuoso que rodea el cerebro se derrama a través de un agujero o rasgadura en el cráneo y luego drena en los oídos o la nariz.

Cuentan los especialistas que la atendieron que estaba perdiendo aproximadamente medio litro por día por la nariz. Según Carla Schneider, la asistente médica que diagnosticó a Jackson, "una de las cosas que dijo que me llamó la atención fue que se despertaría y que su camisa entera estaría cubierta por este drenaje de su nariz".

El líquido cefalorraquídeo es un líquido acuoso que rodea el cerebro. Si el cerebro se mueve, el líquido funciona como un amortiguador y lo protege junto a la médula espinal. El cuerpo reemplaza este líquido diariamente, ya que se absorbe en el torrente sanguíneo. Cuando hay una fuga, el líquido se filtra a través de un agujero en el hueso del cráneo.

Al parecer, esto ocurre en aproximadamente una de cada 20.000 personas cada año. En el año 2013, Jackson se golpeó la cara en el salpicadero de su coche cuando sufrió un accidente automovilístico, aunque sus síntomas comenzaron un tiempo después. Los doctores creen que el accidente pudo haber causado que desarrollara la condición, ya que el trauma de una lesión en la cabeza es una de las formas en que las filtraciones del líquido pueden ocurrir.

Finalmente los médicos realizaron una cirugía, colocando un injerto de tejido graso de Jackson para cerrar el agujero y detener la fuga, tras lo que esperan una recuperación completa.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS