El 80% de los niños supera las alergias alimentarias con una ingesta gradual

La alergia a los alimentos es una patología cada vez más frecuente en la población infantil, y hasta la fecha, evitar comer el alimento era el único tratamiento establecido. Sin embargo, la Medicina ha conseguido darle solución y, en la mayoría de casos, y cuando se hace de forma correcta y vigilada, se logra la tolerancia, es decir, comerlo y que no haya reacción.

Esto es posible gracias a la llamada inducción de tolerancia oral (ITO), una técnica que consiste en ir administrando de forma controlada dosis progresivamente crecientes de los alimentos que causan la reacción alérgica. "El objetivo es evitar los síntomas que aparecen con la exposición al alimento. Se trata de alcanzar su consumo sin síntomas a través de una desensibilización", ha explicado al diario La Razón Cristina Ortega Casanueva, coordinadora de la Unidad de Alergia y Neumología Infantil del Hospital Quirónsalud San José de Madrid y miembro de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (Seicap).

La persistencia de la alergia y, por tanto, evitar dicho alimento puede derivar en una alimentación deficitaria, especialmente cuando se trata de leche y huevo, habituales en la dieta de los niños e incluidos en la composición de muchos otros productos; ya que, a pesar de que los padres tomen todas las precauciones a su alcance, esta dieta puede resultar difícil de hacer y es frecuente el contacto accidental o inadvertido con el alimento, con las consecuencias que conlleva, tales como reacciones alérgicas de mayor o menor intensidad.

Gracias a este tratamiento, aproximadamente el 80 % de los niños lo superan, y lo hacen, según esta doctora gracias a que "antes de comenzar la ITO se debe efectuar una prueba de provocación oral, es decir, administrar el alimento al que es alérgico, con el fin de asegurarse de que, efectivamente, lo sigue siendo. Pero cada niño es diferente y hay que valorar cada caso concreto. Algunos padres tienen terror a esta primera provocación y, por eso, cada caso se aborda de una forma aunque se siga una misma línea".

Desarrollar tolerancia al alimento al que el niño es alérgico cambia la vida de las familias y ofrece seguridad a los padres cuando el niño crece y dejan de controlar los alimentos que están a su alcance y lo que come en situaciones que generan en muchas ocasiones angustia, como el inicio del colegio, comer fuera de casa o ir de excursión.

La inmunoterapia está en continuo estudio y, aunque se sigue investigando para mejorar la técnica, se puede afirmar que España es líder en investigación de alergias alimentarias. Tanto es así que el pasado mes de junio, un grupo de pediatras-alergólogos y alergólogos españoles de la Seicap y la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic), presentó la primera guía que se publica en la literatura científica en todo el mundo sobre Inmunoterapia Oral específica a alimentos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS