La precisión del diagnóstico, clave en el tratamiento de las alergias

El Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS), ha acogido un encuentro bajo el nombre de VII Jornadas Alergo Actual organizados por la farmacéutica Merck, en el que se ha puesto de manifiesto que, en lo que respecta a las patologías alérgicas, el aumento de la especificidad del diagnóstico “está permitiendo saber qué pacientes responden mejor al tratamiento”.

Concretamente, en el campo de la inmunoterapia con alérgenos -vacunas contra la alergia que atacan la enfermedad en lugar de sus síntomas- se destacó la mejora experimentada por el diagnóstico por componentes. “Ya no se habla del extracto completo, sino que se va más hacia el aspecto molecular, determinando, por ejemplo, a qué proteínas concretas del polen de gramíneas es alérgico un paciente, de forma que se puede saber si va a reaccionar ante un tratamiento gracias a la mejor precisión en el diagnóstico”, explicó el médico adjunto de la Sección de Alergología del Hospital Niño Jesús de Madrid, el doctor Carmelo Escudero.

Aunque, según matizaron los especialistas asistentes, las enfermedades alérgicas figuran entre las que más han aumentado en prevalencia, “en parte por nuestro estilo de vida”, el tratamiento de las mismas “ha mejorado mucho”. “Antes las alternativas terapéuticas eran A, B y C; ahora son todo un abecedario. Hace dos décadas, había mucha morbimortalidad en pacientes ancianos con asma bronquial, pero hoy son muy raros los fallecimientos e incluso las hospitalizaciones por esta causa”, ha explicado en este sentido el médico adjunto de Alergología del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, el doctor Stefan Cimbollek.

El coordinador de las Jornadas Alergo Actual y jefe de Sección de Alergología del hospital hispalense, el doctor Joaquín Quiralte, ha precisado por su parte que un 20 % de la población andaluza padece alguna patología alérgica. “Este porcentaje podría extrapolarse al resto de España, aunque es más frecuente en los territorios insulares”, detalló.

Entre las patologías de este tipo más comunes, señaló las respiratorias -en forma de rinitis o asma-, las alergias a fármacos y alimentos, y enfermedades como la urticaria crónica y la dermatitis atópica. “En siete u ocho procesos podemos encontrar el 90 por ciento de los casos de patología alérgica”, resumió, tras lo que indicó que son varias las teorías para explicar este aumento de la prevalencia de alergias, pero entre las más seguidas se encuentran la higiene y la alteración del microbioma.

Por otra parte, en lo relativo a las vacunas en alergia, Carmelo Escudero añadió que la Organización Mundial de la Alergia, y las academias europea y estadounidense tienen una declaración internacional de consenso, que resume las diferentes pautas de administración (subcutánea y oral), la duración del tratamiento y la eficacia de éstos en los últimos años.

Una de las novedades en inmunoterapia con alérgenos, señaló, es que “las iniciaciones ahora son más rápidas, con pautas RAS o clúster. En pocos días se alcanza la dosis máxima, de forma que el paciente tiene que hacer menos visitas a su centro hospitalario, lo cual supone un ahorro tanto para el paciente como para el sistema”.

Ya no se trata sólo de tratar las enfermedades sino también de prevenirlas”, explicó Stefan Cimbollek, quien afirmó que “se puede evitar la aparición de la alergia adquiriendo hábitos que la prevengan, así como iniciando la inmunoterapia con alérgenos de forma preventiva en niños”.

Cimbollek también manifestó su confianza en el estudio del fenotipo para continuar avanzando en el abordaje de las patologías alérgicas, afirmando que “ya no es suficiente con diagnosticar un asma bronquial, sino que hay que saber si por ejemplo es eosinofílico”. “Cada vez somos más capaces de individualizar el tratamiento; si un paciente no responde a un tratamiento no es porque este último no sirva sino porque necesita otro diferente” concluyó.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS