¿Cómo prevenir la alergia al níquel?

La alergia al níquel, un metal presente en variados objetos de uso cotidiano y en algunos alimentos, es la causa más frecuente de dermatitis por contacto, siendo más común entre las mujeres.

Según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, se estima que el 15 % de la población es alérgica al níque, una enfermedad que afecta sobre todo a las manos, por el contacto directo con el metal, pero también puede aparecer en otras zonas de la piel como los lóbulos de orejas al usar pendientes, las muñecas por la hebilla del reloj o alrededor del ombligo por el botón metálico del pantalón.

La alergia al níquel no se cura, pero se puede tratar de manera efectiva; de tal manera que conocer los síntomas y qué hacer en caso de sufrir este tipo de alergia es tan importante como saber dónde está presente este tipo de metal.

El níquel se encuentra en multitud de objetos de nuestro entorno, incluso en algunos que seguramente no habíamos llegado a imaginar, tales como utensilios de cocina, llaves, monedas, botones y cremalleras, tijeras, herramientas, hebillas de cinturón, anillos, pendientes, collares, y otras piezas de bisutería... pero también en piercings, aparatos de ortodoncia, implantes coronarios, prótesis ortopédicas, pinturas y fertilizantes, detergentes, pilas alcalinas, o teléfonos móviles.

Entre los síntomas, destaca la inflamación de la piel, pero también hay otros como enrojecimiento de la piel, hinchazón de la piel, aparición de vesículas con contenido líquido, picor y sensación de calor, o dolor de cabeza.

Los estudios más recientes apuntan hacia una predisposición genética entre las causas de la alergia al níquel, que vendría determinada por una deficiencia de una proteína denominada filagrina, que se encuentra en la capa córnea de la piel, dejándola más expuesta y favoreciendo una mayor sensibilización a ciertos metales como el níquel.

El diagnóstico de la alergia al níquel se realiza con la conocida como prueba del parche, que como su nombre indica consiste en colocar en la espalda un parche, con la sustancia que provoca la alergia, durante unas 48 horas. Transcurrido este tiempo, se descubre la piel y se esperan 24-48 horas para volver a examinarla. En caso de alergia, habrá aparecido un eccema tras aplicar la sustancia sospechosa sobre la piel.

El tratamiento más recomendado es el uso de corticoides tópicos, aplicándolos en forma de masaje suave sobre la piel; pero la prevención también juega un papel importante, de tal forma que entre los consejos y remedios que podemos poner en práctica, destacan los de limitar el contacto con el níquel, prestando especial atención a las piezas de joyería; evitar tomar bebidas y alimentos contenidos en latas; sustituir los utensilios y vajilla por otros que no contengan níquel; y consultar al médico en caso de sospecha de una posible alergia.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS