Una farmacéutica británica se hunde en Bolsa al fracasar su tratamiento para la alergia a los gatos

Las acciones de la compañía farmacéutica británica Circassia, que fabrica fármacos para la alergia a los gatos, se desplomaron un 66,3 % en la Bolsa de Londres, después de que su tratamiento experimental estrella no mostrara los efectos deseados en la última fase del ensayo y se demostrara que ofrecía los mismos beneficios que un tratamiento tipo placebo.

La empresa con sede en Oxford (Reino Unido) había diseñado un tratamiento que, a diferencia de los antihistamínicos, que proporcionan un alivio a corto plazo y tienen ciertos efectos secundarios, tenía como objetivo cambiar los sistemas inmunológicos de los pacientes para tolerar los alérgenos.

La compañía farmacéutica probó en algunos voluntarios alérgicos a los gatos su medicamento. Unos recibieron el tratamiento y otros el placebo. Meses después, se ha comprobado que ambos tienen prácticamente los mismos efectos.

El consejero delegado de la firma, Steve Harris, admitió que estaba sorprendido y decepcionado por lo ocurrido. Según el directivo, los fallos no se habían observado en las primeras pruebas.

Algunos expertos señalan que este fracaso podría minar la confianza de los inversores en biotecnología. A principios de 2014, Circassia consiguió en una ronda de financiación unos 200 millones de libras (254,5 millones de euros).

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS